El consejo de administración de Iberia se reunirá este jueves en una sesión ordinaria, sin que haya terminado el proceso de 'due diligence' por parte del consorcio formado por British Airways y Texas Pacific Group (TPG), junto a los españoles Ibersuizas, Quercus y Vista Capital. La reunión se produce un día después de que saltaran los rumores en torno a otra posible oferta: la del consorcio formado por Air France/KLM, Juan Abelló y Grupo Planeta. Según los expertos, este rumor puede poner presión sobre el consorcio liderado por TPG. Tampoco se descarta que Luthansa pueda entrar en escena.
Hasta que TPG y British Airways no hayan terminado el proceso de valoración de la aerolínea no concluirá si finalmente realiza una oferta en firme por el 100% del capital de la compañía. Iberia aún no ha facilitado la información sensible al consorcio, "imprescindible para saber si se lanza la oferta". A pesar de que en un primer momento se estimó agosto como mes para concluir esa 'due diligence', el proceso parece retrasarse porque el consorcio "no tiene ninguna prisa" en lanzar una oferta. El precio indicativo de la misma se fijó en 3,6 euros, pero fuentes del mercado señalaron que es posible que baje. Nuevo actor en escena Iberia Líneas Aéreas de España se ha beneficiado en bolsa de las especulaciones en torno a nuevas ofertas para hacerse con su capital después de que la prensa hablara de negociaciones entre la aerolínea española y un consorcio formado por Air France/KLM, Juan Abelló y Grupo Planeta (Inversiones Hemisferio) encaminadas a una integración. Se da la circunstancia de que esta misma semana Vueling anunció que el presidente de la aerolínea de bajo coste José Miguel Abad Silvestre abandonaba su cargo por 'diferencias con la gestión', junto con dos consejeros y el secretario. Esta decisión fue interpretada como una señal de que Inversiones Hemisferio, con una participación del 15,9%, iba a abandonar el capital. Según los expertos, este rumor puede poner presión sobre el consorcio liderado por Texas Pacific Group, cuya oferta puede ser inferior a 3,60 euros por acción debido a un endurecimiento de la competencia en las rutas de corto y medio radio en España, los elevados costes de petróleo y unas condiciones de financiación más severas, señala un banco de inversión europeo.