La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el jueves que el consejo de administración del fabricante automovilístico estadounidense General Motors Co está a favor de la venta de una participación de control de su filial alemana Adam Opel GmbH al fabricante canadiense de componentes Magna International Inc (MGA). Merkel agregó que la venta se llevará a cabo según las líneas negociadas, cumpliendo los deseos de los empleados de Opel. Habrá que seguir con las negociaciones en el fideicomiso Opel, pero Merkel mostró su confianza en que todos los puntos "son negociables y gestionables". Merkel dijo que "en conjunto, tengo la impresión de que GM aceptará las condiciones de financiación que hemos fijado".