El consejo de administración de Endesa se reúne esta jornada en Sicilia para aprobar, entre otras medidas, la propuesta de dividendo y la convocatoria de la junta general de accionistas, que se celebrará el próximo 20 de junio. La reunión tiene carácter ordinario y tendrá lugar en Sicilia aprovechando la inauguración por parte de la filial Endesa Italia de un parque eólico en la isla.
El hecho de que el consejo se celebre en Italia no tiene nada que ver con un posible acercamiento a Enel, primer accionista de la eléctrica con un 24,9% del capital, que junto al segundo accionista, Acciona (21,03) han lanzado una oferta pública de adquisición (OPA) sobre Endesa a 41,3 euros por acción. El consejo de Endesa tiene previsto aprobar los puntos que integrarán el orden del día de la junta. Entre ellos no figurará una reforma de los estatutos de la eléctrica para eliminar los blindajes que limitan los derechos de voto al 10% del capital, porque aún tiene que sustanciarse la OPA. Para aprobar esta medida, solicitada por Enel y Acciona, se convocaría más adelante una junta con carácter extraordinario. Lo que sí se incluirá en el orden del día es la salida de cuatro consejeros independientes, que, una vez se produzca, dejará al máximo órgano de gobierno de la compañía con seis vacantes (actualmente tiene dos sillones libres). Enel y Acciona esperan que la dirección de Endesa les dé una representación equitativa y proporcional en el consejo. El consejo propondrá también a la junta el reparto a partir del 2 de julio de un dividendo de 1,14 euros por acción, complementario al de 0,5 euros por título abonado el pasado mes de enero, con lo que el dividendo total con cargo al resultado del ejercicio 2006 asciende a 1,64 euros. Esto supondrá el pago de 1.736 millones de euros a los accionistas, con lo que, a cargo de los resultados de 2005 y 2006 se habrán pagado dividendos por importe de 4.277 millones de euros, lo que supone el 43% del compromiso total de retribución al accionista recogida en el Plan Estratégico hasta el 2009.