Las pérdidas de Iberia en el primer semestre de 2009 refuerzan los argumentos en favor de una fusión con British Airways (BA), declaró hoy el consejero delegado de esta compañía, Willie Walsh, quien consideró que ambas formarían "una entidad más fuerte" en tiempos de crisis. Aseguró que las dificultades económicas de la aerolínea española -en la que BA es el tercer accionista- no tendrán un efecto negativo en el objetivo de lograr un acuerdo de fusión.