El consejero delegado de la contratista militar británica BAE Systems, Mike Turner, abandonará la compañía el próximo mes de agosto. A partir de este momento inicia el proceso de búsqueda de un sucesor. Asimismo, la compañía británica ha decidido otorgar a Turner una gratificación de 231.618 acciones ordinarias de la empresa condicionada al cumplimiento de una serie de objetivos a 31 de agosto. Además, el consejero delegado percibirá un premio en metálico de 1.181.250 libras esterlinas (1.696.387 euros) que estará sujeto a las mismas condiciones.