El consejero delegado del grupo asegurador AIG, Edward Liddy, afirmó hoy que la situación de la entidad en la actualidad es más estable y segura que el pasado otoño, aunque admitió que es "difícil" decir si AIG precisará aún más capital del Gobierno en el futuro.

En declaraciones a la cadena de televisión estadounidense CNBC, Liddy rehusó aventurar si la aseguradora ha solventado sus problemas financieros tras la última intervención del Gobierno, que en el día de hoy inyectó 30.000 millones de dólares (23.855 millones de euros) adicionales en la entidad y revisó las condiciones de las acciones preferentes que controla en la aseguradora.