El consejero delegado de Daimler, Dieter Zetsche, ha indicado el jueves que la demanda mundial de automóviles debería seguir creciendo en los próximos años, aunque ha señalado que el precio del crudo permanecerá elevado. "Mientras que ha llevado algo mas de 100 años tener 800 millones de vehículos en la carretera, se tardará menos de 30 años en casi duplicar esa cifra (...) y para el año 2050, la cifra debería casi triplicarse", dijo Zetsche, que agregó que "los mercados emergentes están creciendo dinámicamente". Sin embargo, Zetsche ve que hay cada vez más "presión para conciliar la creciente demanda de coches con una eficiente reducción de las emisiones" en estos momentos de elevados precios del crudo. "El petróleo es limitado (...) no hay expectativas reales de que vuelva a ser barato", afirmó Zetsche.