La Asamblea Nacional aprobó este martes en primera lectura el proyecto de reforma de la Ley de Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios para que el Gobierno adquiera competencias para expropiar comercios y establecimientos que aumenten de forma especulativa y arbitraria los precios, incurran en delitos de acaparamiento o atenten contra el bienestar social del pueblo.