Un mes más, la aerolínea ha registrado una caída en el coeficiente de ocupación (-3,1 puntos menos que un año antes), hasta situarlo en el 78,7%. En el sector de largo radio la capacidad, medida en asientos-kilómetro ofertados (AKO), fue similar a la del año anterior, disminuyendo la demanda un 4,4% y situándose el coeficiente de ocupación en el 83,8% (-4,0 puntos). En los vuelos de América Latina (sin Miami) el volumen de oferta aumentó un 1,4% respecto al año anterior, con un descenso del 3,2% en el tráfico, superando el nivel de ocupación el 85%. En el sector de medio radio internacional, el coeficiente de ocupación se situó en el 71,9% (-2,8 puntos)