La volatilidad sigue reinando en los mercados desde la comunicación de la Reserva Federal el mes pasado, advirtiendo de que las inyecciones monetarias se reducirían comenzando a finales de este año o principios de 2014. A ello hay que sumarle las inestabilidades políticas que hacen hervir a los mercados, constatando que el círculo vicioso entre el riesgo soberano y riesgo de balance de las entidades financieras continúa.

Así, los problemas políticos volvieron a tomar los mercados por las desavenencias surgidas en el gobierno de coalición de centro derecha de Portugal. Sin duda, el descontento público que han generado las políticas de austeridad impuestas por el rescate europeo al país luso, parece haber llegado a los integrantes del gobierno, después de la renuncia del ministro de Finanzas y la presentación de dimisión del ministro de Exteriores, Paulo Portas. En la jornada de ayer, experimentaron caídas en la totalidad de los parqués de Europa (con leves recuperaciones tras los buenos datos provenientes de EEUU- datos de empleo ADP mejor de lo esperado-) con repunte de las primas de riesgo de los países del sur. De hecho, la rentabilidad de la deuda soberana portuguesa a 10 años subió hasta el 7,3%, su nivel más alto desde el mes de noviembre, después de que el partido de la oposición exigiese el adelanto de las elecciones.

Hoy, en un intento por poner freno a la volatilidad en el corto plazo la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios de Portugal (CMVM) ha decidido prohibir temporalmente las ventas en corto al descubierto sobre las acciones de Banco Internacional do Funchal, el Banco Comercial Portugués, Banco Espírito Santo y Sonae Indústria.

La banca durante la sesión de ayer sufrió un golpe doble, el incremento del riesgo soberano y el informe de la agencia de calificación Moody’s. La agencia alerta de que la crisis en la que estamos inmersos seguirá perjudicando a los balances de las entidades financieras, apuntando que las calificaciones pueden empeorar. De hecho, esta semana ya había rebajado la nota a las entidades nacionalizadas Bankia, Novagalicia y Catalunya Banc, escalones más abajo, permaneciendo con una calificación de “bono basura”, complicando así la venta por parte del gobierno español de estas entidades.

Pero la inestabilidad política, también reina a sus anchas en Egipto, después de protestas contra el gobierno electo, los militares tomaron las calles, dando un golpe de Estado. Aunque se prevé que en el corto plazo acaben las revueltas en las calles, el futuro es incierto, lo que se traduce, en los mercados, en un aumento del precio del crudo.

Con este escenario, en la sesión de hoy hay reuniones tanto en el BoE como en el BCE. No se espera que el recién estrenado gobernador del BoE tome nuevas medidas y por parte de Mario Draghi, se espera que su discurso se caracterice por matices optimistas que agraden al mercado, sin tomar medidas concretas, con un mensaje centrado en Portugal y en la pasada cumbre.

Desde Aspain 11 Asesores Financieros EAFI, nos mantenemos pendientes de los mercados financieros y de las noticias macroeconómicas que puedan afectar al círculo vicioso instaurado, controlando los niveles de los principales índices mundiales y rentabilidades en los mercados de renta fija, ante los repuntes de volatilidad generada por la retirada de estímulos de la Fed y la inestabilidad política actual.