Fue más un susto que una verdadera debacle, pero la rebaja de un escalón en la calificación de la economía italiana ha sentado como un jarro de agua fría en los mercados. El CDS italiano, credit default swaps, está a punto de marcar un máximo intradía y sólo hace falta atender al gráfico para comprender la gravedad del asunto.

El CDS italiano se encuentra en 518 puntos y a sus espaldas lleva un rebote diario superior al 4%. Lo cierto es que el Ejecutivo de Silvio Berlusconi se vio dramáticamente sorprendido por la rebaja de rating de su economía por parte de Standard and Poors de quien no se lo esperaban, algo que no ocurría con Moody´s que, al menos, se había molestado en dar un previo aviso. 'La actuación de S&P está basada más en las portadas de los periódicos que en datos reales de la economía', se aventuró a decir el Gobierno italiano tras conocer la noticia.

FUENTE: BLOOMBERG


Por su parte, los seguros de impago de deuda (CDS) de España se sitúan a esta hora en los 426 puntos y ojo al cierre que si supera los 429 podría ser peligroso.

FUENTE: BLOOMBERG

Los CDS griegos a cinco años cabalgaban desbocados por encima de los 5.000 puntos.