El Bundestag, el parlamento alemán, aprobó hoy el proyecto de ley que endurece las condiciones para los negocios y transferencias monetarias con los llamados paraísos fiscales para reducir el fraude a la hacienda pública. La nueva normativa plantea condiciones mas severas para aquellas empresas que hagan negocios con países que no se atengan a los estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo económico (OCDE).