El petróleo caía el viernes a menos de 72 dólares el barril, tras haber alcanzado un máximo de casi ocho meses en la víspera, presionado por un fortalecimiento del dólar y la percepción de que los precios subieron demasiado rápido pese a que han mejorado las perspectivas económicas. El crudo cerró el jueves a 72,68 dólares el barril, su nivel más alto desde el 20 de octubre y considerado por algunos analistas como muy alto. El dólar repuntaba el jueves, lo que erosionaba el atractivo tanto del petróleo como de otras materias primas.