El crudo Brent, de referencia en Europa, se aproxima cada vez más a la barrera psicológica de los 100 dólares el barril, al alcanzar esta tarde otro máximo histórico con una cotización de 97,74 dólares. Esta tendencia a lo alto del petróleo del mar del Norte sigue la pauta marcada por el crudo Texas, de referencia en Estados Unidos, que hoy hizo historia al rebasar su máximo y tocar los cien dólares por barril (159 litros) hacia la media sesión de la primera sesión de negociaciones de 2008.
Detrás de esa espectacular subida del crudo estadounidense estaría el temor de los inversores a que mañana, jueves, se anuncie un nuevo descenso en los datos semanales sobre reservas de petróleo en EEUU. Por su parte, el Brent estrena el año con una escalada que deja atrás la ligera tendencia bajista que registró este crudo la pasada semana, cuando concluía a 93,88 dólares el barril. Tras dejar atrás el récord alcanzado el pasado 26 de noviembre de 96,65 dólares el barril, el Brent volvía hoy a superarse con un empujón de 1,01 dólares, con el que se situaba en 97,74 dólares. En las oscilaciones del precio del Brent tiene que ver la inquietud ante la inestabilidad geopolítica, que preocupa a los inversores, tras el asesinato la pasada semana de la principal líder opositora Benazir Bhutto y ante la agitación que esta muerte ha ocasionado en el contexto internacional. También el reciente brote de violencia registrado en Nigeria, un país con abundancia de petróleo o la devaluación del dólar contribuyen también a los movimientos del petróleo.