El bono español a 10 años ha caído hasta el 4.43% en la apertura del mercado secundario de la deuda pública. De esta forma el precio de los títulos, que se mueve de forma inversa a la rentabilidad, ha crecido hasta el 108.49%. En el resto de Europa el bono alemán cedía hasta el 4.32% mientras que el estadounidense marcaba un rendimiento del 4.75%.