La rentabilidad del bono griego ha tocado un máximo histórico, al subir 53 puntos básicos.
 
Hasta el 16,52%. La financiación de Grecia se hace cada vez más difícil. Y es que tras las declaraciones del presidente del instituto alemán Ifo, Hans-Werner, la financiación del bono a 10 años ha llegado a máximos históricos.
 
Hans-Werner Sinn ha asegurado en el diario alemán Handelsblatt que si Grecia sale del euro se “evitaría el desempleo masivo y el país pronto se recuperaría”. Además, advierte contra la revolución interna a que está siendo forzado el país y que podría conducir a una guerra civil.