El Banco de Japón (BOJ) ha realizado hoy su decimoséptima inyección de capital, valorada en un total de cuatro billones de yenes (39.781 millones de dólares), para aliviar la situación de los mercados financieros, informa la agencia Kyodo. Esta mañana el BOJ había inyectado en el mercado financiero dos billones de yenes (19.890 millones de dólares), en una primera tanda, y por la tarde ha duplicado esa cantidad. Esta es la decimoséptima jornada consecutiva en que el BOJ efectúa un suministro millonario de emergencia, un día después de que seis bancos centrales de Estados Unidos, Canadá y Europa recortaran los tipos de interés en un cuarto de punto. No obstante, el BOJ decidía el martes mantener los tipos en Japón en el 0,50 por ciento por vigésimo mes consecutivo debido a que su nivel es muy bajo. Con esta nueva aportación, el BOJ pretende aportar mayor liquidez al sistema financiero y suavizar las condiciones crediticias.