El Banco de Japón comenzó hoy una reunión de dos días en Tokio para estudiar los tipos de interés. Una reunión en la que no se espera modificación alguna sobre el precio del dinero- actualmente en el 0,1%- en la que los analistas fijarán su atención sobra la evaluación que hará la entidad sobre la evolución de la economía nipona, en receisón desde mediados de 2008.
Según la agencia local Kyodo, el BOJ concluirá mañana su encuentro expresando cautela sobre la situación económica en Japón, a pesar de que se prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) entre abril y junio, que se conocerá el día 17, crezca por primera vez en cinco trimestres. El Banco de Japón previsiblemente indicará mañana martes que las condiciones económicas en el país asiático "han dejado de empeorar" y mejorarán a final de año, de acuerdo con fuentes citadas por Kyodo.

En su reunión de julio pasado, la entidad emisora nipona señaló que las condiciones económicas habían dejado de empeorar, con las exportaciones, la producción y la demanda interna en ascenso, mientras las inversiones de capital y los precios seguían a la baja.

El banco central de Japón alertó entonces de que en el futuro las condiciones financieras podrían mantenerse como un importante factor de riesgo para las empresas, mientras que los precios podrían caer más de lo esperado.

El BOJ mantiene los tipos de interés en el 0,1% en Japón desde diciembre pasado, cuando se profundizó la crisis para la segunda economía del mundo.