El Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) acordará durante la celebración de la asamblea anual hoy y mañana en Londres la inyección adicional de 2.300 millones de euros en la economía de los países de la Europa del Este para sortear la crisis financiera global. Según indicó hoy la entidad dedicada a estimular las iniciativas privadas y empresariales en los países de Europa Central y del Este, Rusia y otras repúblicas ex soviéticas, el volumen total de liquidez inyectado en estas economías ascenderá a 7.000 millones de euros a finales de año. Las inversiones irán a parar a un amplio abanico de sectores e industrias, entre las que destacan los sectores financiero, energético y de servicios e infraestructuras.