Tubos Reunidos anunció el martes que su beneficio neto cayó un 82% en el primer semestre tras un descenso de los ingresos por una menor demanda de los tubos de acero por la crisis económica global. La compañía dijo en un comunicado al supervisor bursátil español que entre enero y junio obtuvo un beneficio neto de 8,3 millones de euros, frente a 47,1 millones de euros en el mismo período de 2008. Los ingresos se redujeron a 254,3 millones de euros  desde 363,3 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación, o Ebitda, cayó a 24 millones de euros desde 88,2 millones de euros. La deuda neta de la compañía se situaba a 30 de junio en 117 millones de euros, frente a 164 millones de euros al cierre de 2008. Los gastos financieros se redujeron un 27% a 5,3 millones de euros. Tubos Reunidos dijo que se mantiene la incertidumbre sobre la evolución de la demanda en el sector.