Los ingresos crecieron un 45,4% hasta 12.036 millones y el resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) subió un 37,3% a 4.686,7 millones.
Telefónica incrementó su beneficio neto un 39,6% en el primer trimestre hasta alcanzar los 1.273 millones con la incorporación en el perímetro de consolidación de Cesky Telekom y la británica O2 (esta última desde el pasado mes de febrero).