Société Générale registró un beneficio neto de 644 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone una caída del 63,1% frente a los 1.744 millones registrados en el mismo período del año anterior. Las actividades de mercado de la Société Générale han vuelto a sufrir los efectos de la crisis financiera y las minoristas muestran igualmente signos de debilidad, según las primeras evaluaciones de los resultados presentados hoy por el grupo.