El fabricante sueco de vehículos industriales Scania, propiedad del consorcio alemán Volkswagen, registró un beneficio neto de 307 millones de coronas suecas (30,1 millones de euros al cambio actual) durante los nueve primeros meses del año, lo que se traduce en una reducción del 96% en comparación con las cifras del mismo periodo de 2008, informó hoy la compañía en un comunicado.