El beneficio neto del fabricante alemán de artículos deportivos Puma subió en los nueve primeros meses hasta 230,8 millones de euros (335 millones de dólares), un 0,2% más que en el mismo periodo de 2006. La empresa ha informado de que la facturación mejoró hasta septiembre un 3,2%, hasta 1.869 millones de euros (2.719 millones de dólares), frente a las cifras de esos meses del año anterior. Este resultado se debió a la combinación favorable de productos y un aumento de la participación en las ventas en las tiendas propias en el tercer trimestre del año, según Puma.