Lukoil Holdings, el segundo mayor productor ruso de petróleo,  ha registrado una caída de su beneficio neto del 71% durante el primer trimestre por  los menores precios del petróleo y las pérdidas por divisas.  En concreto, el beneficio neto de Lukoil, propiedad al 20% de ConocoPhillips, cayó hasta los 905 millones de dólares, frente al beneficio de 3.160 millones logrado en el mismo periodo del año pasado.