Las cien principales empresas de la Comunitat Valenciana cerraron el ejercicio de 2008 con un beneficio neto de 480 millones de euros, lo que supuso una caída del 40,85% (331 millones de euros) respecto al ejercicio anterior, arrastrada fundamentalmente por la desaceleración del sector de Construcción e Inmobiliaria, y las pérdidas en Materiales de Construcción. En concreto, 65 de estas compañías disminuyeron sus beneficios, 35 los incrementaron y 20 sufrieron pérdidas.