Hannover  registró un beneficio neto de 15,81 millones de euros durante el cuarto trimestre, lo que supone una caída del 89% respecto a igual perido de un año antes.  Si embargo, el resultado neto trimestral atribuible a accionistas, para el que se esperaban pérdidas, registró beneficios por la sustancial contribución positiva de los intereses minoritarios y los costes inferiores a lo esperado por reclamaciones de grandes desastres.  Hannover confirmó los objetivos para 2009, ya que aún espera una rentabilidad neta sobre recursos propios superior al 15%.