Prevé superar el margen ebitda, que pasaría al 22,5-25% frente al 20% registrado en 2006 y al 21% estimado a principios de año, debido a las mejoras introducidas en la producción de la inmunoglobulina intravenosa (IVIG) y a otras mejoras en el resto del grupo. El beneficio neto de Grifols subió un 78% en 2006 hasta los 45,39 millones y se aceleró al 126% en el primer trimestre hasta 23,6 millones. La compañía presentará los resultados del primer semestre el 29 de agosto. En la actualidad, la acción cotiza a 15,64 euros con una caída del 0,95%. El entorno favorable de subidas de precios de hemoderivados en Europa y Estados Unidos, así como el aumento de demanda en estos y otros mercados como el chino están impulsando el negocio de la compañía.