France Telecom informó el jueves que su beneficio en el primer semestre se redujo un 19% debido a un aumento de los impuestos, pero la compañía reiteró sus objetivos para 2008 y señaló que pagará un dividendo en septiembre. El beneficio neto entre enero y junio descendió a 2.680 millones frente a 3.310 millones de euros en el mismo periodo del ejercicio anterior. Los resultados antes de interés, impuestos, depreciación y amortización, EBITDA, se incrementaron un 2,8% a 9.680 millones frente a 9.420 millones. Los analistas habían pronosticado un EBITDA de 9.660 millones.