En una nota de prensa, explica que el crecimiento del beneficio habría alcanzado el 14,1% (más acorde con las expectativas de su dirección para el conjunto del año) de no tener en cuenta unas plusvalías de 7 millones de euros anotadas el año pasado. El EBITDA aumentó un 12,0% hasta 411,7 millones de euros, mientras las inversiones alcanzaron los 259,2 millones (241,2 millones el año pasado) y los activos puestos en explotación los 208,8 millones (frente a 290,4 millones).