El beneficio neto del fabricante japonés de neumáticos Bridgestone cayó un 18% en el primer trimestre de este año, hasta los 22.900 millones de yenes (220 millones de dólares). El descenso se achaca a la apreciación del yen y a la subida de los precios de la energía y las materias primas, y se produce pese al incremento de las ventas en un 4%, hasta los 797.800 millones de yenes (7.652 millones de dólares) en el trimestre. Entre enero y marzo de este año, Bridgestone tuvo un beneficio por operaciones de 52.400 millones de yenes (503 millones de dólares), un 2% más que en el mismo período de 2007.