El fabricante de equipamiento deportivo Adidas dijo el miércoles que su beneficio neto del segundo trimestre cayó un 93% debido a la subida de costes, los efectos de devaluación del rublo y costes de promoción por la Copa del Mundo de fútbol del 2010, pero confirmó sus previsiones de 2009. Como uno de los principales fabricantes de ropa deportiva del mundo, Adidas se ha hecho cada vez más pesimista en la medida en que los consumidores de todo el mundo se ven golpeados por el desempleo y una confianza debilitada. Ha puesto en marcha un plan de reestructuración de costes que le supondrá un ahorro de 100 millones de euros.