Unos pésimos márgenes de refino continuarían lastrando los resultados, que también se verían afectados por unos menores precios del gas. La producción de crudo sube por la puesta en marcha del campo de Shenzi en el Golfo de México, pero la caída de la de gas natural en Argentina probablemente pesó más. Los pozos secos en Brasil podrían afectar un tanto al negocio de exploración y prospección. Atención a la persistente disputa entre el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el máximo accionista de la petrolera, Sacyr-Vallehermso, sobre dividendos e inversiones.