La petrolera portuguesa Galp Energia SGPS SA (GALP.LB) dijo el miércoles que su beneficio neto ajustado cayó un 50% en el segundo trimestre por una reducción de los márgenes de refino y una caída de la demanda de petróleo debido al pobre entorno económico. El beneficio neto ajustado a los costes de reposición cayó a 52 millones de euros desde los 105 millones de un año antes.