Hennes & Mauritz  informó el jueves que su beneficio neto cayó un 12% en el primer trimestre y también anunció unas ventas débiles en febrero, que indican que el gigante de la moda está acusando la crisis económica. El beneficio neto en los tres meses hasta el 28 de febrero descendió a 2.580 millones de coronas suecas (320 millones de dólares) frente a 2.940 millones de coronas un año antes. Los nueve analistas consultados por Dow Jones y FactSet esperaban una cifra de 2.950 millones de coronas. El minorista sueco, el segundo mayor de Europa por ventas tras el grupo español Inditex, señaló que sus ingresos aumentaron un 18% a 23.300 millones de coronas suecas, algo más que las expectativas de 23.010 millones de coronas.