El grupo químico francés Rhodia ha reducido su beneficio a tres millones de euros en el segundo trimestre, pese a una mejora del resultado operativo. La caída del beneficio responde a la integración de 34 millones de euros de costos no recurrentes por el reembolso de créditos de obligaciones más caros y por una carga excepcional de 26 millones por Nylstar. Por su parte, el resultado bruto operativo (EBITDA) recurrente ha crecido un 22% hasta 167 millones de euros, mientras el resultado operativo ha aumentado un 32% a 119 millones.