La crisis financiera mundial no afectó a los medianos y pequeños bancos de China, cuyos beneficio en 2008 ascendió a 125.200 millones de yuanes (18.300 millones de dólares, 14.050 millones de euros), un 53% más que en 2007, destacó la Comisión Reguladora de Valores de China. En su web oficial, la comisión también destacó que la tasa de préstamos impagados en estas entidades financieras chinas bajó del 2,45 al 1,7% en el pasado año. Los bancos estudiados incluyen entidades comerciales de distintas ciudades, cooperativas rurales y otras bancos, que son los principales prestamistas de las pymes chinas.