Devon Energy registró durante el primer trimestre una ganancia neta de 749 millones de dólares, o 1,66 dólares por acción, lo que representa un incremento del 15% frente al beneficio de 651 millones de dólares, o 1,44 dólares por acción, en el mismo período del año anterior. El aumento en la ganancia se debió en parte a una mayor producción de gas y petróleo y a los aumentos en los precios del crudo, gas natural y gas natural licuado. Si se excluyen partidas extraordinarias, la ganancia fue de 2,74 dólares por acción. La compañía informó que los ingresos ascendieron a 2.980 millones de dólares en el período, un aumento del 20% frente a los 2.470 millones de dólares de un año atrás.