Allianz ha informado de que su beneficio neto se redujo un 65% en el primer trimestre, lastrado por importantes rebajas de valor contable sobre productos estructurados como consecuencia de la crisis financiera, lo que hizo que su división de banca de inversión registrara pérdidas por tercer trimestre consecutivo. El beneficio neto del primer trimestre descendió a 1.150 millones frente a 3.240 millones de euros en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos totales cayeron un 5,7% a 27.700 millones frente a 29.300 millones en el periodo comparativo de 2007.