El Grupo Richemont, fabricante de artículos de lujo, informó hoy que su beneficio neto cayó el 31 por ciento en su ejercicio 2008-09 (cerrado el pasado 31 de marzo), hasta 1.075 millones de euros, un resultado que refleja el impacto de la crisis económica en el sector. En cuanto a la cifra de negocio, ésta creció el 2 por ciento, hasta los 5.418 millones de euros, indicó la compañía suiza, que precisó que sus ventas progresaron el 10 por ciento durante el primer semestre de ese ejercicio, para luego caer el 5 por ciento en la segunda mitad. Explicó que una de las razones fue la marcada disminución de sus ventas en Estados Unidos durante las fiestas de Navidad.