El Banco Europeo de Finanzas (BEF) obtuvo en 2009 un beneficio de 600.000 euros, que se destinarán a reservas y no se repartirán mediante dividendos, según informaron a Europa Press fuentes del BEF. En el consejo de administración del BEF celebrado hoy en Sevilla bajo la presidencia de Antonio Pulido, máximo responsable de Cajasol, se aprobó por unanimidad la formulación de las cuentas de 2009, cuando se registraron 600.000 euros de beneficio.