Diez días después de anunciar su primera compra de cédulas hipotecarias (por importe entonces de sólo 23 millones de euros), el BCE ha superado ya la barrera de los 1.000 millones de euros en sus adquisiciones, al alcanzar los 1.080 millones, según ha anunciado hoy la institución. El BCE tiene previsto sumar 60.000 millones de euros en este tipo de compras.