A pesar de las turbulencias que presenta la zona euro, el BCE se ha aventurado a señalar que Europa crecerá en su conjunto más de lo previsto 
A pesar de que las incertidumbres sobre una nueva recesión planean en el panorama internacional, los expertos consultados por el Banco Central Europeo auguran un crecimiento mayor que las previsiones anteriores. 

La economía de la zona euro crecerá un 1,9% en 2011, lo que supone una expansión dos décimas por encima de la pronosticada anteriormente "Esta revisión al alza de la predicción correspondiente a 2011 refleja, principalmente, el crecimiento más sólido de lo esperado registrado a comienzos de año en la zona del euro",