El Banco Central Europeo (BCE) hizo hincapié en que la tasa de inflación de los países que comparten el euro "va a permanecer elevada durante un periodo de tiempo prolongado". En el boletín de mayo, que la entidad publicó hoy, el BCE dijo que "las últimas informaciones confirman que existen riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo en un contexto de crecimiento monetario y del crédito vigoroso". El BCE mantuvo el precio del dinero en el 4% la semana pasada.
El Banco Central Europeo dijo que la inflación de la zona euro probablemente seguirá alta por un 'periodo prolongado', pero aún cree que el actual nivel de tipos de interés ayudará a rebajar la inflación. 'Se espera que la inflación siga alta por un periodo prolongado antes de bajar gradualemente', dice el BCE en su boletín mensual de mayo. La inflación ha estado por encima del 3% en el último semestre debido a las fuertes subidas de la energía y los alimentos. En abril estuvo en el 3,3% y en lo próximos meses seguirá por encima del 2% para moderarse sólo durante 2008, según el banco central. El BCE dijo que la prioridad es anclar la previsión de inflación de medio a largo plazo y está comprometida a evitar efectos de segunda ronda y la materialización de riesgos al alza sobre la estabilidad de los precios. Para ello dice que el actual nivel de tipos de interés, al 4% desde junio, ayudará a lograrlo. Por otro lado, los economistas consultados han rebajado sus previsiones de crecimiento para la zona euro en 2008 de un 1,8% a un 1,6%, mientras han elevado las de inflación de un 2,5% a un 3,0%. Para 2009 han rebajado la previsión de crecimiento de la zona euro de un 2,0% a un 1,6% y la de inflación la han aumentado de un 2,0% a un 2,2%.