El Banco Central Europeo (BCE) reclama a cinco bancos cerrados por quiebra 10.300 millones de euros, informó según  el presidente de la entidad europea, Jean-Claude Trichet. Trichet precisó que ese monto se deriva de las operaciones de refinanciación llevadas a cabo el pasado año en el eurosistema. Las contra-partes en cuestión son Lehman Brothers Bankhaus, tres subsidiarias de bancos islandeses y el banco holandés Indover.