El Banco Central Europeo(BCE) ha decidido mantener los tipos de interés en la zona euro en el actual 4%, tal y como preveía el consenso del mercado y a pesar del incremento de las presiones inflacionistas, que se sitúa en la tasa más alta desde 2001. La institución europea mantuvo también la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, en el 5%, así como la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 3%. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que ha revisado a la baja sus pronósticos de crecimiento para la zona euro, considera que no es necesario que el BCE suba el precio del dinero en un futuro próximo. De hecho, algunos analistas auguran un posible recorte de tipos de interés durante el primer semestre de 2008. Guillermo Escribano, dtor. de inversiones de Metagestión aseguró a Estrategias de Inversión"que "los mercados de deuda ya están descontando una o dos pequeñas bajadas del tipo de intervención en Europa" a mediados de 2008 o incluso a principios.
El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interés en el 4%, tal y como esperaba el consenso del mercado. El BCE ha elevado las tasas ocho veces entre diciembre de 2005 y junio de este año y pretendía continuar con su política restrictiva, pero la crisis del mercado de crédito y la fuerte apreciación del euro parecen haber frenado cualquier plan de futuras subidas de tipos. Guillermo Escribano, director de inversiones de Metagestión, considera que el Banco Central Europeo podría recortar los tipos de interés “hacia mitad del próximo año o incluso a principios. De hecho –continúa- los mercados de deuda ya están descontando una o dos pequeñas bajadas del tipo de intervención en Europa, a pesar de las presiones inflacionistas”, en declaraciones a Estrategias de Inversión. Por su parte, Diego Herrero, subdirector de inversiones de Gestinfonsa cree que una bajada de tipos de interés en la zona euro serviría para calmar los ánimos. Además, considera que la FED bajará en 0,25 puntos e incluso en medio punto porcentual las tasas en EEUU la próxima semana, lo que obligaría al BCE a seguir el camino porque “el diferencial sería insostenible”. En todo caso, este experto cree que el euro/dólar “parece que tocó techo cuando rozó las 1,50 unidades” y “quizá la corrección que ha iniciado el euro frente al dólar podría continuar hasta niveles de 1,45-1,44”. Los analistas del banco alemán HSBC Trinkaus & Burkhardt consideran que el BCE se encuentra en un dilema, puesto que "por una parte, el alto precio del petróleo y los alimentos aumentan los riesgos para la estabilidad de precios y, por otra, permanece una gran inseguridad sobre el panorama económico". La inflación de la zona euro se situó en noviembre en el 3%, lo que supone la tasa más alta desde 2001.