El Banco Central Europeo (BCE) mantendrá los tipos de interés en el 4% tras las primeras señales de ralentización del crecimiento económico de la zona del euro, coinciden los expertos. Las 53 entidades de crédito consultadas por la agencia Dow Jones consideraron que el consejo de gobierno del BCE mantendrá las tasas en la reunión que celebrará mañana en Viena.
Silvia Pepino, analista del banco JP Morgan, dijo que "se han dado señales de ralentización del crecimiento económico de la zona del euro y las encuestas de confianza muestran que el sector financiero ha sido el más afectado". El retroceso también se observa en el sector de ventas minoristas y en la confianza del consumidor del área euro, lo que sugiere que los hogares posiblemente frenan sus planes de gasto porque la incertidumbre sobre el futuro aumenta y gran parte de sus ingresos disponibles son absorbidos por precios más elevados y el pago de hipotecas, según JP Morgan. El índice de la actividad del sector servicios y del sector manufacturero del área euro bajó en septiembre hasta 54,7 puntos, el nivel más bajo en casi dos años y frente a los 57,4 puntos del mes anterior. El retroceso del índice del sector servicios, que incluye el sector financiero, fue más fuerte que el manufacturero el mes pasado como consecuencia de la escasez de liquidez y la consiguiente incertidumbre financiera. Esta escasez de liquidez ha disparado el precio del dinero en el mercado interbancario del euro hasta niveles máximos de los últimos seis años. El Euribor a tres meses se situó hoy de nuevo al 4,79%, muy por encima de la tasa oficial del BCE. Pepino consideró que a esta gradual desaceleración económica han contribuido la actual crisis crediticia, la fortaleza del euro y el enfriamiento de la economía estadounidense. Para el BCE, la situación es difícil ya que los signos de debilitamiento económico aparecen al mismo tiempo que se incrementan las expectativas de inflación, añadió la analista de JP Morgan. El índice de confianza económica Sammelindex cayó en septiembre tres puntos, hasta 107,1 puntos, el nivel más bajo desde mayo del pasado año, según cifras de la oficina de estadística europea Eurostat. El euro se ha revalorizado con fuerza frente al dólar en las ultimas semanas por las expectativas de que se reduzca el diferencial de los tipos de interés entre la zona euro y EEUU, donde actualmente están en el 4,75%. El presidente de la patronal europea BusinessEuropeo, Ernest-Antoine Seilliére, instó al BCE a hacer algo para frenar los riesgos de la apreciación del euro. "Espero que el BCE garantice el correcto funcionamiento de la política económica de la Unión Europea (UE) para hacer frente a este inusual momento de incertidumbre económica" y que los "riesgos" de la elevada cotización del euro frente al dólar sean una de las prioridades de la institución, dijo el presidente de los empresarios, Seilliére pidió a los ministros de Finanzas de la zona del euro medidas para mitigar el efecto negativo de la fuerte apreciación de la moneda única sobre las exportaciones. En el mercado de divisas de Fráncfort, el euro se cambiaba hoy hacia las 15.55 horas GMT a 1,4135 dólares, un 10% por encima de su valor mínimo anual del 12 de enero. La divisa europea batió el pasado lunes un nuevo récord frente al billete verde en 1,4282 dólares y después ha perdido posiciones por recogida de beneficios. En la encuesta de Dow Jones, 40 bancos pronosticaron que los tipos de interés permanecerán en el 4% en lo que queda de año, diez previeron un aumento en 25 puntos básicos y dos, un recorte moderado.