El Banco Central Europeo (BCE) mantendrá esta jornada estables los tipos de interés en el 4 por ciento, para acometer la posibilidad de nuevos incrementos a partir de septiembre. El mercado descuenta, sin embargo, que el Banco de Inglaterra suba los tipos de interés en el país hatsa el 5,75 por ciento, su nivel más alto de los últimos seis años.