El Banco Central Europeo (BCE) adjudicó hoy 442.240,5 millones de euros a un tipo fijo del 1% en la primera subasta de liquidez con vencimiento a un año celebrada por la institución como parte de las medidas "no convencionales" anunciadas por Jean Claude Trichet el pasado mes de mayo para combatir la recesión y fomentar el flujo crediticio.
En concreto, el BCE informó de que acudieron a la subasta un total de 1.121 entidades que vieron satisfechas completamente sus demandas de liquidez a un tipo fijo del 1% cuyo vencimiento se producirá el 1 de julio de 2010.

La cifra adjudicada finalmente por la institución emisora de la zona euro ha sido incluso superior a lo previsto por el mercado, que ya había descontado una fuerte demanda por parte de los bancos.

De hecho, el miembro del consejo de Gobierno del BCE y presidente del Bundesbank, Axel Weber, auguraba ayer una "fuerte demanda" para esta subasta y mostraba su confianza en que esta nueva herramienta puesta en marcha por la institución permita "un descenso adicional en los diferenciales, especialmente para los vencimientos a largo plazo".

CAE LA DEMANDA DE LIQUIDEZ A PLAZOS MÁS CORTOS


Por otro lado, como consecuencia de la entrada en funcionamiento de la nueva subasta de liquidez a un año, la demanda de fondos por parte de las entidades en la subasta a tres meses que también fue celebrada hoy y a la que acudieron 70 entidades, se situó en 6.431,5 millones, frente a los 28.800 millones solicitados en la anterior operación de este tipo.

Asimismo, la demanda de liquidez en la subasta semanal del BCE se situó en 167.902 millones de euros su nivel más bajo desde que el pasado mes de octubre el BCE comenzara a satisfacer plenamente las demandas de liquidez a tipo fijo.