Los bancos españoles concedieron créditos por importe de 828.663 millones de euros hasta abril, lo que supone un crecimiento del 5,34% respecto a abril de 2008, la mitad de lo que crecieron en ese año respecto al anterior, lo que refleja la contracción que sufre esta actividad, según datos de los balances individuales publicados hoy por la Asociación Española de Banca (AEB).
Si se comparan los balances de abril con los de hace tres años, la contracción es aún más clara. En concreto, los créditos de la banca crecían a un ritmo del 12,29% en abril de 2008, pero en abril de 2007 el crecimiento se situaba en el 21,28%, y en 2006 casi en el 26%.

La drástica moderación del crecimiento del crédito, que ha tenido como principal detonante la crisis de liquidez, continuará a lo largo de 2009, ya que, como indica el propio sector, su crecimiento se situará por debajo del crecimiento del producto interior bruto (PIB).

En este sentido, el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, resaltó ayer en el Congreso de los Diputados que el descenso de la actividad presionará a la baja los resultados de las entidades, a lo que se unirá el incremento de la morosidad, y que los márgenes operativos también sufrirán una cierta presión derivada de la competencia por la financiación.

Del total de los créditos concedidos hasta abril, el 79% se concentró en seis entidades. En primer lugar se situó BBVA, que lideró la concesión de financiación con 224.250 millones de euros, seguido de cerca por Banco Santander, con 184.889 millones de euros; Banesto, con 71.955 millones; Banco Popular, con 69.975 millones; Banco Sabadell, con 61.899 millones y Bankinter, con 40.808 millones de euros.

Las sucursales de entidades de crédito extranjeras extracomunitarias concedieron préstamos por 6.259 millones de euros hasta abril, que sumados a los balances de los bancos eleva el total de los préstamos a 834.923 millones de euros, un 5,56% más.

Los depósitos, por su parte, se elevaron ligeramente por encima de los créditos al crecer un 5,70% más, hasta los 651.619 millones de euros. Si se tienen en cuenta las sucursales de entidades de crédito extranjeras extracomunitarias, el total alcanza los 652.233 millones de euros, un 5,68%.